Por ERCO

De nuevo llegó el momento de la entrega de los premios if design awards. Con Pollux y Light Board, esta edición vuelve a contar con productos ERCO entre los galardonados: dos herramientas de iluminación que convencen gracias a una combinación de diseño elegante y funcional y la tecnología LED altamente eficiente más avanzada.

Ideadas por el equipo de diseño de ERCO liderado por Henk Kosche, satisfacen los requisitos planteados a las soluciones de iluminación contemporáneas: por ejemplo, la montura para contornos de Pollux, que permite obtener conos de luz rectangulares de bordes nítidos, así como la sofisticada articulación de Light Board, con diseño adoptado del desarrollo de ordenadores portátiles, que garantiza la orientación precisa del proyector.

Hasta la fecha, 82 productos de la fábrica de luz han sido distinguidos con el if design award, desde que en 1977 ERCO participara por primera vez en el certamen de diseño internacional. Con productos tales como Eclipse o Parscan y diseñadores como Roger Tallon, Mario Bellini o Franco Clivio, la lista de galardonados incluye auténticos hitos de la iluminación arquitectónica. Pese a la transformación tecnológica, la filosofía de diseño de ERCO discurre como un hilo conductor: desde hace más de tres décadas, la fábrica de luz alemana con sede en Lüdenscheid logra conciliar la innovación luminotécnica con un diseño de producto arquitectónicamente reducido para crear un lenguaje de diseño original y con vocación de futuro.

Descubra más acerca de nuestras herramientas de iluminación premiadas con el if design award a lo largo de tres décadas y media en la web.

Parscan (2005) icono del diseño del cambio de milenio. El proyector cilíndrico Parscan, apodado «White Can» – lata blanca –, está considerado como un clásico de la iluminación museística.

Stella (2000) icono del diseño del cambio de milenio. Se utilizó principalmente en grandes almacenes y tiendas.

Eclipse (1987), tiene un diseño expresivo y flexible y aún se utiliza, por ejemplo, en museos.

Oseris (1984), con forma minimalista, aún hoy en día, casi treinta años después, siguen utilizándose, por ejemplo en museos.