La madera fue el material elegido por los expertos que participaron en la jornada digital “Diseñando el hogar del futuro con madera sostenible” del Madrid Design Festival

El pasado 18 de febrero de 2021, PEFC organizó la jornada digital “Diseñando el hogar del futuro con madera sostenible” en el marco del festival OFF del Madrid Design Festival. Almudena García, presidenta de AEIM y CEO de Maderas García Varona, Marta Tramullas, directora de innovación del Grupo Alvic, Enrique Arrillaga, fundador de Muebles LUFE, Marta Labrador, arquitecta y diseñadora de interiores del estudio Artemade&Gemar y Nuria Moliner, arquitecta, investigadora y presentadora del programa divulgativo Escala Humana de TVE, mostraron sus ideas de diseño sostenible e hicieron un recorrido a lo largo de toda la escala de producción y aplicación de soluciones responsables, así como del papel de la comunicación y la concienciación de la sociedad para desarrollar y perseguir la sostenibilidad a todos los niveles en nuestras viviendas del ahora y del futuro.

Ana Belén Noriega, secretaria general de PEFC España moderó la jornada y presentó los beneficios de la certificación PEFC y el uso de madera certificada en el diseño y decoración de los hogares. El sistema de certificación PEFC impulsa el mantenimiento de las actividades tradicionales en las zonas rurales, la economía de proximidad y el sustento de las comunidades rurales contribuyendo a dar respuesta al reto demográfico.

Por otro lado, en los entornos urbanos, promueve la relación de sus habitantes con los espacios verdes urbanos y bosques periurbanos cada vez más necesarios para el objetivo de neutralizar las emisiones de carbono de la UE en 2050. Los productos forestales maderables, además, almacenan CO2 durante toda su vida útil, por lo que su papel es fundamental en la mitigación del cambio climático. La apuesta por el cuidado y preservación del capital natural en las empresas servirá de motor e impulso de la bioeconomía. De hecho, el empleo de madera con respecto a otros materiales constructivos como el acero o el hormigón reduce las emisiones de carbono en un 30% y en un 40%, respectivamente. En España, hay ya 1.023 empresas certificadas del sector de la madera que confían en el sello PEFC (519 aserraderos y rematantes y 504 propias de la madera y construcción) para demostrar el origen sostenible de sus productos ofreciendo una alternativa sostenible para disfrutar en nuestros hogares de un material natural, renovable, reciclable y que crea un ambiente en armonía con la naturaleza.

Tras la contextualización de la jornada, el resto de participantes enmarcaron su intervención en relación a las aportaciones para impulsar un modelo económico sostenible y responsable.

En primer lugar, Almudena García, destacó tres pilares fundamentales para conseguir el fomento de la bioeconomía y el desarrollo de estrategias de sostenibilidad: conectar, conexionar y visibilizar. Puso en valor el compromiso de las industrias madereras españolas, sus capacidades y el conocimiento que atesora su capital humano, cualificado para dar servicio y apoyo profesional a este sector en crecimiento. De hecho, afirmó que el siglo XXI va a ser el siglo de la madera, como el hormigón lo fue en el XX o el acero en el XIX y que España cuenta con toda la cadena de valor y el suministro para ofrecer, además, trazabilidad y productos Km 0. La experiencia de Almudena García en el sector le ha hecho ser consciente del reto que se presenta en la sociedad para reconocer los productos de madera como sostenibles y responsables con el medioambiente, pues “se necesita transmitir a la sociedad que consumir productos del bosque como la madera, es ecológico. El cuidado del bosque y su aprovechamiento responsable es primordial para el sector de la madera”, añadió.

Marta Tramullas explicó algunos de los showrooms más destacados de ALVIC, como “Alvic Blue Moon Lounge Bar” o “Hermosilla 77” en los que la madera está más allá de donde se ve. “El 95% del interior de los espacios es de madera, por lo que la marca tiene como compromiso exhibir, en ese 5% visible, las posibilidades y cualidades de este material en combinación con otros”, argumentó. Según la experta en innovación, rediseñar siendo conscientes del espacio, de la conexión con el ser humano y comunicarlo como algo natural es fundamental para crear un hogar totalmente circular y hacer que el cliente se sienta satisfecho al habitarlo por saber que protege y cuida de su entorno.

A continuación, Enrique Arrillaga, aportó su perspectiva más sincera sobre el modelo de negocio sostenible basado en la economía de proximidad. Muebles LUFE se asienta sobre el diseño funcional, ecológico y que crea valor empleando madera local, fabricando así sus muebles con madera de Pino Insignis procedente de bosques de Euskadi gestionados de manera responsable. “Nuestra manera de trabajar es honesta, como lo es el propio material, por lo que nuestros muebles muestran los nudos y vetas de la madera y a un precio asequible.” “De esta manera, tratamos de educar y plasmar nuestros conocimientos en los productos para valorizar las particularidades y riqueza de la madera, así como su procedencia sostenible con el certificado PEFC” añadió.

Marta Labrador, con su vídeo de presentación de la pieza YIDA, mostró cómo trabajan la madera desde el origen, aplicando la artesanía y el cuidado por los detalles, sin dejar de lado el diseño, la adaptabilidad, la reciclabilidad y la transformación de la madera en piezas que formen parte de nuestros espacios para invadirlos de su esencia artística.

Por último, Nuria Moliner dirigió el punto de mira hacia el papel y las responsabilidades de las arquitectas y arquitectos para pensar en escenarios futuros antes de diseñar, de tal forma que las edificaciones se construyan con un propósito ético, coherente y responsable que de respuesta a los retos contemporáneos. Actualmente existen diversos retos constructivos, como la gestión de los residuos, la contaminación atmosférica o la recuperación de los espacios y para afrontarlos se requiere de innovación consciente basada en la economía circular aplicando la sostenibilidad a cualquier escala. “Las viviendas deben ser espacios sanos, autosuficientes, adaptables a las realidades de quienes los habitan, sostenibles y respetuosos con el entorno, por eso la respuesta se encuentra en la bioconstrucción.” “La belleza de los espacios reside en la calidad de los materiales y su relación con el entorno. Así serán los hogares del futuro”, concluyó.

Tras un breve coloquio, finalizó un encuentro que contó con 150 participantes y que ha sido clave para concluir que los hogares del futuro se diseñarán con materiales sostenibles, como la madera certificada.

Desde PEFC queremos acompañar el recorrido de los productos forestales desde los bosques hasta las personas mediante el cotejo que ofrece el certificado de Gestión Forestal Sostenible y la Cadena de Custodia PEFC, para conseguir avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por eso, las alianzas (ODS17) son fundamentales en el camino a la sostenibilidad.