Os presentamos un proyecto interesante construido en Sudáfrica por BaseHabitat, una asociación con Base en la Universidad de Linz en Austria que trabaja en países en vías de desarrollo.

Este proyecto tiene un parecido formal que guarda con respecto al proyecto de Casa Slow en Tanzania, y es ejemplo de la corriente subterránea que esta empujando a escala global otra manera de ver  la arquitectura, más apegada al territorio, respetuosa con el medioambiente y las personas pero a la vez de vocación universal.

 

Igualmente, os recomendamos ver el vídeo en la web de BaseHabitat.